URGE INSTITUCIONALIZAR Y DIVULGAR LAS DOS HISTORIAS NACIONALES DE OJITLÁN: TOMÁS GARCÍA.

Ruta Indígena/La Voz de la Chinantla

SAN LUCAS OJITLÁN, OAXACA. – El Historiador Tuxtepecano, Tomás García Hernández, planteó la necesidad de institucionalizar y promover la divulgación de las dos historias nacionales del pueblo chinanteco de éste municipio, al participar en el conversatorio sobre los 146 años del Plan de Tuxtepec en Villa de Ojitlán que se conmemoró éste 10 de enero, al igual que el primer levantamiento armado de la Revolución Mexicana en Oaxaca, del 21 de enero de 1911 que encabezó el General Sebastián Ortiz Castro.

Ante la falta de iniciativa o el desconocimiento de sus gobernantes los dos hechos históricos que trascendió el nombre de Ojitlán a nivel nacional, es importante que las autoridades se apropien de los dos acontecimientos y buscar una estrategia para su divulgación en los centros educativos para que las niñas, los niños y los estudiantes de todos los niveles conozcan la historia de sus héroes.

García Hernández, dijo que para ello se requiere investigación para obtener información de lo más real de la vida de sus actores, tal es el caso de Hermenegildo Sarmiento que impulsó el Plan de Tuxtepec el 10 de enero de 1876, mismo que fue ratificado en la ciudad de Tuxtepec el 15 de enero del mismo año y luego el 26 del mismo mes en Ixtlán de Juárez, Oaxaca.

Sin embargo, hoy en día solo se habla del Plan de Tuxtepec y nadie se acuerda de sus protagonistas como el caso de Hermenegildo Sarmiento, que está en el anonimato o en el olvido, cuando gracias a su proclamo a la No Reelección de Sebastián Lerdo de Tejada, Porfirio Díaz Mori, llegó a la Presidencia de la República.

Se puede decir que: para que la cuña apriete tiene que ser del mismo palo y que del mismo lugar de donde nace el plan de Tuxtepec, surgiría 34 años después, el chinanteco que lucharía en contra de la dictadura, precursor de la Revolución Mexicana en Oaxaca, primer levantamiento armado en el estado en contra del régimen de Porfirio Díaz.

Se trata del General Sebastián Ortiz Castro, que ni sus autoridades municipales, ni instituciones educativas y ni la Sociedad Civil, le ha construido un monumento en su memoria, aunque en el Congreso Local existe una placa con el nombre del revolucionario chinanteco y en su pueblo hay una escuela primaria, una calle y una comunidad que lleva su nombre, pero ningún espacio especial para rendirle homenaje e incluso en la ciudad de Tuxtepec hay una calle que lleva su nombre.

El 21 de enero de 1911, el General Sebastián Ortiz, se levanta en armas y emite un manifiesto a la Nación en contra del porfiriato para adherirse al Programa Antirreeleccionista de México, junto a él se sumaron otros chinantecos de Ojitlán, entre ellos; José María Aguirre Perea, Adolfo Palma, Arnulfo González, Juan Ortega, Manuel Alfaro, Sabino Villalobos, Antonio Peña, Catarino Baranda, Juan Montalvo, Antonio Montor y Roberto Ortiz.

De los dos hechos históricos y sus actores, poco o nada se sabe, por lo que es necesario impulsar una iniciativa desde el gobierno municipal, familiar o de la sociedad para institucionalizar el 10 de enero de 1876 sobre el Plan de Tuxtepec por Hermenegildo Sarmiento y 21 de enero de 1911, con el primer levantamiento armado de la Revolución Mexicana en Oaxaca, por el indígena chinanteco, Sebastián Ortiz Castro, quienes proyectaron el nombre de Ojitlán en el escenario nacional.

En el conversatorio participaron Rosalía Montor Ortiz, bisnieta del general Sebastián Ortiz, quien narro la historia familiar de su bisabuelo y sus pertenencias, así como; las comunicadoras chinantecas, Rosa María Montero Pradillo, Eslava Procopio Morales y Josías Zaragoza Maldonado, con el apoyo técnico de Beatriz Mejía Gaspar, Jorge Cortés Alonso y Juan Manuel Guzmán Muñoz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *